lunes, 13 de noviembre de 2017

Reciclando recuerdos.


Este precioso mándala es un pañito de ganchillo era de mi abuela después de lavarlo y almidonada este es el resultado.una labor muy fina ,es el resultado de tardes al sol con las amigas que se juntaban hacer sus labores cada una.


Esto era un cuello también de ganchillo está cosido en una tela de espigas de una falda mi me encanta como ha quedado.


Aquí se ve mejor tiene alguna mancha fruto de paso del tiempo.
Espero que nos sirva de inspiración para vuestro recuerdos aún guardados que nos da pena sacar.
Buen comienzo de semana.

7 comentarios:

  1. Que bonitos trabajos de tu abuela, son una maravilla y que buena idea has tenido para darles una nueva vida. Me gustan mucho los dos montajes.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Preciosos los montajes para tener siempre presentes los recuerdos.

    ResponderEliminar
  3. Que preciosa ideas, yo también tengo labores de mis bisabuelas y están guardadas porque no sé que hacer con ellas y por miedo a que se estropeen.

    ResponderEliminar
  4. Estas labores artesanales se guardan como auténticas joyas y hoy en día nos gustan tanto o más que entonces. Y es que la artesanía no pasa de moda. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los tapetes de ganchillo, y tu les has dado una nueva utilidad perfecto, un beso

    ResponderEliminar
  6. Es muy bonita idea para conservar los recuerdos más apreciados y lucirlos como se merecen !!, ..(yo apliqué en unos cojines unos tapetes de ganchillo hechos por la abuela de mi marido).
    Bss

    ResponderEliminar